¿POR QUÉ HAY TANTO MAL?

Una explicación básica de la causa de todo el mal y el sufrimiento en el mundo

Hay muchos que ven al mundo y dicen que no puede haber ningún Dios a causa de todo el mal y el sufrimiento. Su pensamiento es que, si existiera un Dios de amor, él ayudaría a los hambrientos, a los enfermos y a los necesitados.

La Biblia dice que Dios creó el mundo y que era bueno (Génesis 1:31). El hombre tenía un libre albedrío y eligió rebelarse contra Dios. Como resultado, el pecado entró en el mundo (Romanos 5:12). La naturaleza corrompida del hombre es la causa de mucho mal que se ve en el mundo (Santiago 1:13). La creación fue maldecida a causa de la caída del hombre (Romanos 8:22). Esto es la explicación para los desastres naturales que ocurren.

La pregunta se hace: ¿Si Dios es todo poderoso, por qué no pone fin al mal? Para responder a esta pregunta, tenemos que ser honestos y reconocer que no somos justos a los ojos de Dios. Pecamos diariamente ¡Si Dios pusiera fin al mal hoy eso querría decir que tendría que juzgarnos todos ahora mismo!

Pero Dios es amor y lo mostró cuando juzgó a su hijo Jesús Cristo sobre la cruz por nuestros pecados (Juan 3:16). Perdonará nuestros pecados si aceptamos el pagamiento que fue hecho para nosotros sobre la cruz.

El mal y el sufrimiento en nuestro mundo son temporales. En el futuro Dios hará todo bueno de nuevo. Usted puede ser parte de ese mundo nuevo y perfecto. El depender de lo que hizo el Señor Jesús Cristo para usted es su única esperanza.